Clima de Tenerife

publicado en: Clima | 0

El clima de Tenerife, la isla de la eterna primavera

Clima de TenerifeTenerife es conocida como «la isla de la eterna primavera», esto se debe al clima particular que tiene esta isla. La atribución de este nombre se debe en gran parte a los vientos Alisios. La humedad que traen estos vientos constantes se condensa principalmente en las áreas intermedias del norte y noreste. Aquí, al encontrarse con las montañas, forma grandes mares de nubes que preferiblemente están dispuestos entre 600 y 1.800 metros de altitud.

Otro factor que influye en la suavidad del clima en relación a la latitud a la que se encuentran (la del Sahara), es la fría corriente oceánica de Canarias. La temperatura del agua que rodea las islas, de hecho, enfría el aire que la cubre y que mitiga las costas y  el interior. Finalmente, la misma orografía del suelo crea una serie de microclimas.

En general, el clima de Tenerife es moderado, suave o muy suave en todas las temporadas. No hay períodos fríos, ni calor sofocante. Las temperaturas medias son de 18 ° C en invierno y de 25 ° C en verano, aunque son valores relativos y generales. Claramente, hay contrastes importantes, especialmente durante los meses de invierno, en los que puedes nadar en las zonas costeras mientras que, a 3.000 metros sobre el nivel del mar (en el Teide) puedes contemplar la nieve.

También el norte y el sur de Tenerife muestran grandes diferencias climáticas. En la región del norte, el 73% de la lluvia total se concentra, en particular entre 1000-1200 m de altitud, en las montañas de La Orotava.

Por el contrario, en la parte sur de la Isla, la lluvia es escasa y las temperaturas son más altas. Esto es causado principalmente por factores orográficos.

Véanse también: Los Alisios